Red Eco Alternativo ***

“Quieren llevarnos al futuro, pero retrotrae a cien años”

Así lo afirmó Daniel O. De Lucía, Profesor Titular del Profesorado “Joaquín V. González”. Es que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires propone una Universidad de Formación Docente a través de un anteproyecto de ley que disolvería los 29 institutos de formación docente de la Ciudad y crearía una Universidad como única institución de formación de la docencia.  Por Mario Hernandez para Red Eco Alternativo.

 

(Mario Hernandez para Red Eco) Ciudad de Buenos Aires - Dijo el Jefe de gobierno Rodríguez Larreta: “una educación del futuro para chicos del futuro, requiere también docentes del futuro. Por eso estamos lanzando una Universidad para los docentes para jerarquizar y para que tenga cada vez mejor calidad de formación”.  Respecto de estas declaraciones del Jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, me gustaría conocer tu opinión.

D.O.D.L.: Quiero aclarar que es una opinión a título personal, porque los Profesorados ya estamos en lucha, en una serie de acciones mancomunadas, hay organismos deliberativos y gente representativa, yo hablo como docente egresado del Joaquín V. González, a título personal.

Lo primero que voy a decir es que es una falacia porque a título de querer llevarnos al futuro vamos hacia el pasado. Realmente esto retrotrae a cien años atrás por lo menos, por más que se lo quiera hacer pasar con una imagen tecnocrática simpática.

Nos cayó a todos como una bomba el 22 de noviembre cuando se conoció este proyecto que liquida de manera autoritaria instituciones centenarias, instituciones con historia, personalidad, que han soportado dictaduras, que han luchado por mejores condiciones y que día a día tienen la difícil tarea de formar docentes que después van a ir a trabajar por dos mangos.

Pero aparte muchas más cosas. El proyecto es decididamente autoritario y hasta con una metodología mafiosa. Autoritario porque establece en un punto que la futura Universidad única va a tener un estatuto redactado por el Rector designado por el Poder Ejecutivo. Esto liquida de un plumazo el legado de la Reforma universitaria del ´18. Es más, nos retrotrae casi a una Universidad colonial, déspota.

Hay otro punto del reglamento que establece condiciones muy vagas y muy ambiguas por las cuales podría entrar la policía en un conflicto, se habla de “desorden público” sin aclarar las condiciones. Se está desconociendo a los docentes que están ahí por no tener título universitario, siendo que hasta este momento el título de terciario habilitaba para enseñanza media superior. Sí se promete que se le va a dar un espacio y un tiempo a los docentes que no tienen el título para adquirirlo, pero no se aclara cómo.

No se garantizan los organismos colegiados, el personal administrativo también está en una situación bastante confusa. Tampoco se garantizan los planes de los estudiantes, cosa que es muy complicada porque en Capital una forma de plan es el 2010, otra el 2015 y se modifica otra para el 2020. Hay varios planes en este momento funcionando para los estudiantes. Esto no hace más que elevar la angustia.

Por otro lado, se asegura que se le va a garantizar el trabajo a todos los docentes pero eso es muy poco creíble, en un contexto en el que van a desaparecer 29 profesorados y ni se conoce el espacio físico donde va a funcionar la Universidad y donde, por otro lado, está aplicando un sistema bastante ambiguo de lo que es Aula virtual, lo que genera bastante confusión también. Esto no garantiza en la práctica de manera clara el trabajo para los docentes tampoco; incluso la metodología es mafiosa porque desde el momento en que se dio a conocer este proyecto se eliminó de la plataforma oficial web que tiene la Ciudad de Buenos Aires, el recurso para anotarse en los Profesorados, algo que seguramente va a afectar la matrícula el año que viene. Esa es una metodología mafiosa, como señalando que la institución ya no existe.

Esto ha tenido como consecuencia que ha provocado una reacción en contra muy grande, de docentes, estudiantes, egresados que se han acercado a las instituciones; incluso las autoridades y es bueno aclarar esto, porque son muy variadas, mayormente son cercanas al gobierno de la Ciudad y, sin embargo, han reaccionado en contra, porque evidentemente este proyecto no deja a nadie en pie. Se ha generado un gran rechazo, ha habido movilizaciones, lo que ha llevado a que el proyecto no se discuta en diciembre sino que se lleve a marzo.

Hace pocos días salió una carta solicitada que la firmó hasta el Arzobispo de Buenos Aires, cosa que llama mucho la atención, haciendo propios estos argumentos. También lo firmó un representante de las federaciones evangélicas de educación, esto es curioso porque justamente hay más de una razón para pensar que esto puede favorecer a un sector particular; no lo firman los organismos de la comunidad judía, cosa que también llama la atención.

No obstante, ha generado una gran reacción en contra y hoy por hoy estamos en otro escenario en relación al 22 de noviembre cuando se presentó este proyecto. La situación no es para tirar papelitos pero se ha abierto la posibilidad, con la organización de los claustros, las organizaciones y la sociedad civil que se pueda revertir esto. Por supuesto que hay que trabajar mucho y realmente habla pésimo de este gobierno, que se ha visto legitimado en las urnas y ahora se está dando cuenta que no es tan así, como para atreverse a cosas bastante jorobadas. Lo mismo que pasa a nivel nacional con la Reforma Previsional, ha pasado en este caso a nivel Ciudad.

Yo estoy convencido que con lo que pasó con la Reforma Previsional se ha creado un nuevo escenario. El 18 de diciembre me fui de la manifestación con una sensación y luego el cacerolazo me hizo generar otra. Creo que este gobierno, esta es una apreciación mía, se ha encontrado con algún límite, lo cual no es para festejar, pero abre para los sectores sociales que queremos estar en contra de esto, la posibilidad de hacer algo distinto.

M.H.: Dentro de las acciones que se han tomado contra el cierre de los Institutos de Formación Docente, el pasado 29 de diciembre se realizó una jornada de lucha frente al Ministerio de Educación de la Nación contra el cierre de las 29 instituciones destinadas a la formación de docentes de diferentes niveles, áreas y modalidades. Desde el Consejo de Educación Superior de gestión estatal invitaron a sumarse al reclamo en una jornada de lucha que se realizó en diversas actividades de difusión y visibilización. Las comisiones inter consejos vienen trabajando desde el 25 de noviembre. Surgieron en la asamblea docente convocada por un grupo de consejeros docentes de diferentes instituciones al enterarse de la disolución de los profesorados. Estos consejos se habían nucleado a partir del operativo de evaluación externo de la formación docente. Fue en esa asamblea que plantearon la necesidad de organizarse y de hacerlo conjuntamente con los estudiantes, graduados y administrativos ya que la medida afecta a toda la comunidad educativa. Se conoce poco respecto de esta reforma, pero me atrevo a preguntarte a qué apunta.

D.O.D.L.: Se conoce poco, pero lo poco que se conoce es completamente negativo, tiene un sentido. Por empezar hace rato que se viene buscando una gran reconversión del sistema educativo, con fines presupuestarios eliminando puestos de trabajo, cerrando instituciones, cosa que no es tan fácil, pero ahora se han animado a hacerlo.

Por otro lado, se viene señalando una interna de poder en el Gobierno de la Ciudad que viene hace varios años, ha habido algunos cambios en el elenco que tiene que ver con la parte educativa, que desde que está Rodríguez Larreta ha tomado un poco más de control ligado a la UCA que, sin embargo, se queja también contra este proyecto, al menos públicamente.

Habría acá por un lado el tema de restringir las opciones dentro del sistema educativo, proceder a algún método para unificarlo ideológicamente y también dejar un espacio abierto por afuera para algún sector particular de la educación. No es un tema tan lineal pero algo de eso también hay.

Hace algunos años que se vienen haciendo reformas, yo participé de algunas, lo digo sin ningún tipo de vergüenza, la reforma de 2010 preservaba muchas cosas buenas, sin embargo, hay una presión con ese modelo de tipo pinochetista, de que se tienen que revalidar siempre los planes; en 2015 hubo otra reforma agregando materias y para el 2020 se planificaba otra.

Es bueno decir que en esa política ha coincidido tanto este gobierno como el anterior. Esto sucede en un contexto en el que durante los últimos años se viene apuntando a una reforma del sistema educativo teniendo en cuenta esa lógica casi empresarial de costo-beneficio y a restringir bastante las opciones de educación. Insisto en que esta es la propuesta de la cursada virtual, que es muy polémica, donde se aplicó no funcionó y que especula con la gente que viene a estudiar a la Capital desde muy lejos, que tiene que viajar todos los días, pagar el colectivo y el espejismo de la cursada virtual, que luego no es muy efectiva, pero que puede ser una manera muy cómoda de eliminar docentes y cargos. Porque de esa manera un docente se puede hacer cargo de 250 alumnos.

M.H.: El gobierno de la Ciudad argumenta el polémico tema de la vocación docente, aunque indudablemente los salarios que se pagan a los docentes en la Ciudad de Buenos Aires no son atractivos para nuestros jóvenes, que prefieren otro tipo de actividad. Rodríguez Larreta habló de vocaciones, dijo que hacen que se gradúen menos docentes en nuestra Ciudad, no pasa lo mismo en otras jurisdicciones del interior del país, pero uno de los temas que surge es que los institutos de formación públicos mantienen la graduación mientras que los privados son los que descienden.

D.O.D.L.: Por lo general no es prestigioso ni son muy buscados los docentes que se reciben en lugares particulares. Generalmente existe una sensibilidad de que el nivel del privado no es bueno, sin embargo, la matrícula ha bajado un poco en los públicos, pero hay que ver por qué, se han realizado modificaciones de golpe que han generado incertidumbre, han hecho más difíciles las condiciones de cursada para gente que ya viene con condiciones no tan fáciles de hacerlo. Hay que verlo en ese contexto.

Por otro lado, en la última reforma  se le agregó un año a la carrera y se da un título de educación media y superior con cinco años, siendo que en Provincia se está entregando el título para educación media con cuatro años, eso tiene un efecto obvio. El nivel de enseñanza de Provincia tiene fama de no ser muy bueno, pero para un estudiante recién salido de la secundaria ver el espejismo de una carrera más corta, más cerca de la casa, juega a favor.

Se ha creado esta situación en donde es verdad que no se recibe tanta gente, pero también tengo entendido que en el resto de los profesorados del país tampoco es que se cubran todos los cargos existentes. Hace poco surgió algo muy polémico que es que se quiere abolir en la Provincia de Buenos Aires el llamado listado complementario, que eran las personas que tienen un porcentaje de la carrera hecho y se pueden anotar para dictar clases. Es discutible que gente que no tiene el título se pueda anotar; no obstante, eso nunca fue por presión de los docentes, sino de las autoridades, justamente porque en provincia de Buenos Aires no se termina de cubrir nunca la cantidad de cargos. Ese es el contexto.

M.H.: Estamos hablando de la situación que refiere a 7.000 docentes que las autoridades educativas de la provincia de Buenos Aires han señalado que van a dar de baja en el corriente año.

D.O.D.L.: Es bueno aclarar que así como es polémico que alguien que tiene el 70% de la carrera se pueda anotar, en los colegios de educación media privados da clase cualquiera, aun no teniendo ningún porcentaje de la carrera. Eso cualquiera que está en la docencia lo sabe. En los colegios privados se manejan al arbitrio y llaman al tío de rector que capaz es cocinero, pero da historia.

M.H.: Teniendo en cuenta todo lo que has estado comentando, me permito insistirte: ¿A qué apunta esta reforma?

D.O.D.L.: Apunta a varias cosas, primero a bajar presupuesto, nos estamos endeudando y se les están bajando los impuestos a las grandes empresas pero, por otro lado, busca unificar de manera autoritaria la educación. Hace rato que viene una presión del gobierno de la Ciudad para que los Consejos directivos de los profesorados, que son con paridad docente-estudiantil, pasen a ser con minoría de representación estudiantil y además meramente consultivos. Que el rector pase a ser un autócrata. A eso apunta este proyecto que va a tener un estatuto redactado por el rector que va a ser designado por el gobierno de la Ciudad.

La idea de la Universidad pedagógica, no forzosamente es mala, se venía discutiendo esto, pero en otro contexto con la idea de crear una Universidad donde se concentren los institutos de formación docente, como college o facultad, pero cada cual con su personalidad, uno haría allí la carrera, terminaría con un título para media-superior y con un año más tendría el título de Licenciado. No es esto lo que se está proponiendo ahora.

 

 
Our website is protected by DMC Firewall!