Red Eco Alternativo ***

Son al menos seis los muertos tras la represión policial en una minera de Perú

El hecho ocurrió durante una manifestación que iniciaron este domingo, mineros artesanales de la región selvática peruana Madre de Dios. Fue en rechazo al decreto gubernamental que persigue ordenar la minería aurífera informal de la zona.
Luego de la muerte de al menos seis personas en el departamento sureño de Madre de Dios tras un ataque policial en contra de movimiento indígenas, el presidente de Perú, Alan García, afirmó este lunes que el gobierno no permitirá la "minería salvaje" pues destruye el medio ambiente.
El mandatario peruano precisó que el Ejecutivo gobierna para preservar la naturaleza a futuro y aclaró que no está en contra de la minería artesanal, aunque hasta la fecha no ha logrado ningún diálogo con los líderes de la manifestación.
"No puede haber minería salvaje (...) pirata, invasiva; salvaje tecnológicamente (...) minería salvaje en sentido social porque explota a los trabajadores, no hay salario fijo, seguridad social, ni pago de jubilación para el futuro", dijo.
Según el líder opositor nacionalista peruano, Ollanta Humala, la incapacidad, la indolencia y la imprevisión gubernamental y el incumplimiento de los compromisos oficiales "llevan al país a desangrarse en enfrentamientos entre la policía y la población".  Señaló que hace dos años advirtió que, ante la gravedad del problema de la minería informal, el gobierno debía dialogar con ese sector para concertar medidas para la legalización de esta actividad, pero no fue escuchado.
El decreto estatal que rechazan los mineros establece una zona de exclusión en la región selvática de Madre de Dios, además de plantear una etapa de formalización para evitar la explotación.
Los disturbios que este domingo dejaron seis muertos en la localidad de Chala (ubicada a 630 kilómetros al sur de Lima), se registraron durante una protesta de trabajadores de la minería informal contra un decreto que obliga a legalizarse a ese sector.
Los mineros comenzaron a desplazarse desde este sábado en camiones hacia Puerto Maldonado, capital de Madre de Dios, provenientes de los sectores de Guacamayo, Delta 1 y Huepetuhe, todas poblaciones del sur peruano.
La prensa local además reportó que el Gobierno sostiene que los mineros en huelga recaudaron unos 20 kilos de oro, con valor de 600 mil dólares, para financiar sus gastos mientras dure la protesta.
El paro fue convocado por la Federación Nacional de Mineros Artesanales del Perú y la Federación Minera de Madre de Dios con la intención de protestar en contra del Decreto de Urgencia 012-2010 que afectará, según sus estimaciones, las regiones del sur del país, en las cuales laboran una gran cantidad de mineros informales.
Con la finalidad de evitar el caos, el Gobierno decretó estado de emergencia en siete provincias del departamento de Ica (suroeste), Madre de Dios y Arequipa (ambas en el sureste) durante 60 días, así como también, autorizó a las fuerzas de seguridad a actuar contra cualquier protesta.
La minería artesanal peruana produce un aproximado de 20 toneladas de oro; emplea un estimado de 40 mil personas y deja ganancias por unos 600 millones de dólares anuales.
Esta protesta, recuerda a la acción represiva de la Policía efectuada hace poco menos de 10 meses en la localidad de Bagua, en la Amazonia peruana, donde una acción similar contra una protesta indígenas dejó a más de 40 muertos.
Desde el mes de abril de 2009 hasta junio del mismo año, unas 65 etnias peruanas impulsaron diversas protestas para conseguir la derogación de decretos que sólo privilegiaban el Tratado de Libre Comercio (TLC) que Perú pretendía sostener con Estados Unidos.
Los reglamentos que rechazaban las etnias amazónicas eran los proyectos de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre y de la Ley de Recursos Hídricos.
Fuente: Telesur

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
Our website is protected by DMC Firewall!