Red Eco Alternativo ***

Millones de mujeres de todo el mundo salieron a la calle el 8 de marzo

La masiva afluencia a la manifestación de Santiago de Chile ha marcado el ritmo de una jornada que ha vuelto a sacar a cientos de miles de personas a la calle en las distintas ciudades.

(El Salto) Mundo - En un clima enrarecido por el impacto del coronavirus sobre la opinión pública, y tras dos años consecutivos de desbordamiento mediante la huelga feminista, el 8 de marzo de 2020 ha conseguido sacar a la calle de nuevo a cientos de miles de mujeres en España. La potencia del movimiento, que se explicita en la capacidad de interpelar a mujeres de todas las edades, ha superado el temor al contagio y el hecho de que la jornada cayera en domingo: las manifestaciones y acciones desde el sábado por la noche en todo el Estado —más de mil en el mapa puesto a disposición del público por El Salto desde el pasado lunes— se han sucedido en una nueva jornada de reivindicación del feminismo, que hoy es el movimiento social más autónomo y fuerte en todo el mundo.

A pesar de la menor afluencia, el resultado de la movilización incluye, además de las movilizaciones, el anuncio de la recuperación de un bloque de viviendas y dos apartamentos más en Barcelona. Unas okupaciones —coordinadas entre las asambleas feministas de Sants, Poble Sec, Vallcarca i Gràcia— que reflejan la potencia del movimiento feminista de base durante una jornada que está apuntada por un círculo morado por partidos políticos que, con una agenda feminista o sin ella, han vuelto a buscar un momento de atención en las manifestaciones masivas.

Las manifestaciones en París no han estado teñidas por el coronavirus y sí por una nueva demostración de la mano dura que caracteriza al Gobierno de Emmanuel Macron. El preludio se dio ayer en París, ciudad en las que, como en tantas otras, estaba convocada una vigilia nocturna que estuvo inspirada por el gesto de la actriz Adèle Haenel durante la ceremonia de entrega de los Premios César, en la que se levantó como protesta al premio al director de cine —acusado hasta cuatro veces por violación de menores—. Pasadas las 23h, la policía, que empleó gases lacrimógenos empujó a las manifestantes hacia los pasillos subterráneos del metro. “Policía en todas partes, justicia en ninguna parte”, fue uno de los gritos de las feministas ante las cargas policiales.

El movimiento feminista ha desbordado igualmente las calles de Latinoamérica, muy especialmente de Chile, donde desde primera hora de la mañana, cientos de miles de mujeres —las cifras oficiales hablan de hasta dos millones de personas— se han movilizado para retomar las protestas que han llevado a la apertura de un proceso constituyente. El derecho a un aborto legal, libre, seguro y gratuito es una reclamación histórica como en todo el continente americano.

Desde Chile llegó, en 2019, la canción —y performance— que se ha desplegado en puntos de todo el mundo: el violador eres tú. Una denuncia del heteropatriarcado en forma de canción que este 8M se ha reproducido en las calles de Madrid, Sevilla, Zaragoza y ciudades menos pobladas como Algeciras o Formentera.

Ni una menos —Bir kişi daha eksilmeyeceğiz!— es también el grito y la reclama del movimiento feminista turco, que ha sacado a miles de personas en las calles de Ankara y otras ciudades del país.

En Italia, el movimiento Non Una di Meno ha salido a la calle en las grandes capitales para intervenir con acciones de denuncia en un contexto de cuarentena y pánico provocado por el coronavirus. El 2 de marzo, la Comisión de Garantía —autoridad encargada del desarrollo del derecho de huelga— suspendió la convocatoria de huelga el día 9 por parte de Non Una di Meno, en una decisión que los sindicatos y la organización denuncian como una vulneración de las libertades fundamentales.

 

 
Our website is protected by DMC Firewall!