Red Eco Alternativo ***

La indiferencia del mundo ante las decenas de miles de víctimas civiles de Mosul es una vergüenza

Los civiles de la ciudad se enfrentaron una situación inextricable: las fuerzas de la coalición encabezada por EEUU les dijeron que abandonaran las posiciones del ISIS antes de que las bombardearan, mientras que el ISIS les amenazaba con ejecutarlos si trataban de escapar.

(Patrick Cockburn - The Independent) Irak - La catastrófica cantidad de víctimas civiles en Mosul está recibiendo poca atención internacional por parte de políticos y periodistas, lo que contrasta fuertemente con la indignación expresada en todo el mundo por el bombardeo del este de Alepo por parte del gobierno sirio y fuerzas rusas a finales de 2016.

Hoshyar Zebari, líder kurdo y exministro de Finanzas y de Exteriores iraquí, me dijo en una entrevista la semana pasada: “la inteligencia kurda cree que han muerto más de 40.000 civiles a consecuencia de la enorme potencia de fuego empleada contra ellos, especialmente por parte de la policía Federal, en los ataques aéreos y del propio ISIS”.

Se desconoce la cantidad real de personas enterradas bajo las montañas de escombros en el oeste de Mosul, pero en contra de anteriores estimaciones mucho más bajas se cree que asciende a decenas de miles.

Cuesta entender por qué ha habido una pérdida de vidas tan descomunal en Mosul. Un meticuloso y a la vez horrorizante informe de Amnistía Internacional (AI) titulado “At Any Cost: The Civilian Catastrophe in West Mosul” [A cualquier precio: la catástrofe civil en el oeste de Mosul] ofrece una buena explicación neutral.

No proporciona la cantidad exacta de muertos, pero confirma mucho de lo que indicaba Hoshyar Zebari, en especial el terrible daño infligido durante más de cinco meses por los continuos disparos de artillería y cohetes dirigidos a una zona reducida y atestada de civiles que no podían escapar.

No obstante, ni siquiera esto explica verdaderamente la matanza masiva que tuvo lugar. A lo largo de los siglos han tenido lugar terribles pérdidas humanas en muchos asedios, aunque el asedio de Mosul se diferencia de los demás en un aspecto importante: el ISIS, el movimiento más cruel y violento del mundo, estaba decidido a no abandonar sus escudos humanos.

Incluso antes del ataque de las fuerzas del gobierno iraquí ayudadas por la coalición encabezada por EEUU que empezó el 17 de octubre del año pasado el ISIS estaba obligando a los civiles a volver a la ciudad e impidiéndoles que salieran para ponerse a salvo. Los supervivientes que lograron llegar a los campos para personas desplazadas fuera de Mosul afirmaron que habían tenido que aguantar el acoso de los francotiradores, de las bombas trampa y de las minas.

El ISIS, que estaba decidido a aferrarse a sus cientos de miles de escudos humanos, los fue reuniendo en lugares cada vez más reducidos a medida que avanzaban las fuerzas progubernamentales. Patrullas del ISIS afirmaban que matarían a cualquier persona que abandonara su casa, soldaron las puertas metálicas de las casas para impedirles salir y colgaron de los postes de la luz a quienes trataban de escapar y dejaron su cuerpos pudriéndose ahí.

“Por consiguiente, a medida que el ISIS iba perdiendo terreno en el curso de la batalla, las zonas controladas por él estaban cada vez más atestadas de civiles”, afirma el informe de AI. “Las personas residentes en Mosul describieron de forma generalizada a AI que se habían refugiado en casas con familiares o vecinos en las que había entre quince y cien personas”.

Estos grupos son los que se convirtieron en víctimas de la potencia de fuego masiva de las fuerzas progubernamentales. En muchas calles está destruida cada una de las casas y ni siquiera pude entrar en muchos distritos extraordinariamente dañados porque el acceso estaba bloqueado por los cascotes, cráteres y coches quemados.

Fuera de Mosul la gente tiende a pensar que la mayor parte de esta destrucción estuvo causada por los ataques aéreos, y gran parte lo fue, pero Hoshyar Zebari señala correctamente que lo que provocó la mayor destrucción y pérdida de vidas civiles fueron las bombas y cohetes de las fuerzas terrestres gubernamentales, en particular las de la Policía Federal.

La coalición liderada por Estados Unidos afirmó que había tratado de evitar llevar a cabo ataques aéreos donde había civiles y que sus aviones habían arrojado panfletos diciéndoles que se alejaran de las posiciones del ISIS. Las personas que estaban en Mosul lo consideraron una broma cruel porque no tenían a dónde ir y en caso de que trataran de huir el ISIS les habría disparado.

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd