Red Eco Alternativo ***

‌‌Euforia en Davos: los ricos cada vez más ricos, y los pobres cada vez más pobres. El caso español

Los medios de comunicación bien pensantes  han destacado estos días que en España se ha registrado una caída de la tasa de desempleo  (en cifras redondas) del 25%  en 2013 al 16%  (15% los hombres y 18% las mujeres)  en 2017. Por Alejandro Teitelbaum

Pero, salvo raras excepciones, no se ocupan de explicar cómo se han logrado tales resultados. Es decir no muestran  el reverso de la medalla.

Una de dichas excepciones es una nota en el diario El País, suplemento Negocios del 28/01/18 titulada « Más empleo, aunque precario », donde se puede constatar  que la cuenta  regresiva en materia de empleo ya ha comenzado pues  puede leerse  que en agosto de 2017  se destruyeron más de un cuarto de millón de puestos de trabajo.

Pero sobre todo lo que interesa saber es cómo se logró reducir la tasa de desempleo en un 9 por ciento en cuatro años.

En una parte de una nota nuestra que se publicó  en abril de 2017, El capitalismo vampiriza y mata, escribíamos :

El patrimonio de los 200 más ricos de España crece en 31.400 millones

(Fuente: El Mundo. Lunes 6 de febrero de 2017).

La XI edición de Los 200 más ricos de España arroja una conclusión bastante nítida: para los ricos españoles la crisis quedó atrás. Muy atrás. En apenas dos años, su patrimonio conjunto ha crecido en 60.000 millones de euros -de ellos, más de la mitad en 2016-, hasta un total de 237.150 millones. Cabe agregar que en 2007 ese patrimonio era de 178 mil millones y en 2008 había bajado con la crisis a 108 mil millones. Es decir que los más ricos en ocho años se han recuperado muy bien de la crisis duplicando su patrimonio.

Según el Instituto Nacional de Estadística, el salario bruto medio en España en 2014 fue de 22.858 euros por persona, un 0,7% más que el año anterior y un 4,4% por encima del dato de 2008. A la vez, el salario mediano —es decir, el que recibe un español en un punto ideal en el que la mitad de los asalariados gana más que él y la otra mitad menos— fue de alrededor de 16.500 euros.Según los datos del INE, el salario real cayó un 1,5% en los tres años que van de 2011 a 2014. Sin embargo, ese deterioro ha estado claramente mal repartido en detrimento de los trabajadores que cobran menos: mientras que para el 10% de los asalariados que gana más el salario real creció un 0,7% en esos tres años —y un 10,4% en los tres años anteriores— para el 10% que menos gana la pérdida de poder adquisitivo acumulada desde el inicio de la crisis ha sido de un apabullante 27,6%.

"La rebaja salarial es más intensa donde se concentran los trabajadores menos cualificados", apunta Carlos Martín en un informe reciente. "Es donde el ejército de reserva desempleado ejerce más presión y donde la capacidad de protección de los sindicatos es más baja". (Véase : Los salarios han perdido casi un 10% de poder adquisitivo con la crisis).

La diferencia salarial entre hombres y mujeres –otra de las maneras de acentuar  la explotación  capitalista- se revela en una cifra: 64,8%. Es el porcentaje del salario medio masculino que cobran las mujeres en España. Uno de los factores más importantes en el tamaño de esa brecha salarial es el hecho de que, mientras solo un 7% de los hombres trabaja a tiempo parcial, esa cifra asciende al 25% entre las mujeres. Eso hace que mientras que apenas un 7,8% de los asalariados varones gana el equivalente a menos de un salario mínimo interprofesional, esa cifra se dispara a un 18,6% entre las mujeres. (http://economia.elpais.com/economia/2017/01/13/actualidad/1484320336_978741.html)

La flexibilidad laboral permite a los empresarios desprenderse de sus empleados más antiguos y contratar en su lugar a otros más jóvenes a quienes les pagan salarios más bajos. Si la caída de salarios promedio de los trabajadores a tiempo parcial ha sido de un 6,5%, para los que llevan menos de un año en la empresa ésta ha sido  de un 11,3%. Las cosas no mejoran para los puestos a jornada completa: los sueldos para los recién incorporados han caído de media un 5,3%, a pesar de que los salarios en general se han incrementado en un 6%.

Otro modo de mantener bajos los salarios es permitir que se establezcan  convenios por empresa, debilitando así el poder de negociación de los trabajadores cuando se  ejerce a través de las discusiones por sector de actividad o hacer prevalecer los acuerdos celebrados en una  empresa modificatorios  (en sentido negativo) del salario y de las condiciones de trabajo del convenio del sector. « Dividir para reinar » es el lema de los patrones.

(Véase Ley del Estatuto de los Trabajadores, texto refundido de 2015, especialmente el art. 82, inciso 3 sobre la facultad de modificar en una empresa el convenio del sector de actividad.).

Cabe concluir que la reducción de la tasa de desempleo fundada en la precarización laboral, además de ser profundamente antisocial, es de corto alcance, pues la curva del desempleo vuelve inexorablemente a subir en un breve lapso.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd