Red Eco Alternativo ***

Huelga en Amazon con final abierto

La protesta de los trabajadores de esta compañía estadounidense de comercio electrónico se extendió a fábricas de Alemania y Polonia, amplificada en las redes sociales por miles de personas llamando al boicot y repudiando la represión policial. Obreras y obreros han logrado aguarle la fiesta del ‘Prime Day’ a Jeff Bezos. Por Leo Rodríguez para ANRed

Jeff Bezos, el dueño de Amazon, escaló recientemente al primer lugar en el podio de los más ricos del mundo, con más de 150.000 millones de dólares. La base de su fortuna reside en el manejo de las nuevas tecnologías en una de las ramas más dinámicas del capitalismo globalizado, el sector del comercio, las comunicaciones, el transporte. Y también en la implementación de la flexibilidad laboral al extremo.

Siendo una empresa nacida en EE.UU. con un espíritu profundamente globalizador, el desembarco en Europa no estuvo exento de polémicas. Allí lo recibió una clase trabajadora con mayores tradiciones organizativas y de lucha, así como un sistema interestatal con mayores regulaciones socioeconómicas legales.

Hace años comenzaron a elegirse delegados/as de base y comisiones internas en sus sedes en Alemania, Italia y España entre las más importantes. En la principal sede española, “San Fernando de Henares” (Madrid), las negociaciones venía con una conflictividad en aumento hasta que estallaron con una serie de medidas unilaterales de Amazon, imponiendo un convenio colectivo de trabajo a la baja y aumentos salariales por debajo de la inflación (es decir rebajas).

La comisión interna organizó una votación en la que el 70% de los y las trabajadores de planta permanente votaron a favor de ir a la huelga del pasado lunes 16 de julio a este miércoles 18 de julio. La adhesión según los sindicatos es de un 80% y efectivamente son pocos los camiones con paquete que salieron de esa sede en estos tres días, transporte obstaculizado además por piquetes permanentes de convencimiento, aún bajo el calor del verano madrileño y enfrentando el acoso policial.

Las armas de la huelga
Amazon viene enfrentando en Europa huelgas de este tipo en varios países, en particular en Alemania. Por supuesto intenta evitar que los trabajadores lleguen a organizar huelgas, si bien en Europa el despido no tiene tantas facilidades legales como en EEUU. Pero en los casos de huelga Amazon recurre a amenazar con el despido a sus trabajadores temporarios (en el caso de Henares de una plantilla de dos mil trabajadores, 1100 son de planta y 900 temporarios). Existen distintas modalidades de este tipo, la más habitual es la de contratos semanales (su duración es una semana) para el trabajo dentro de la sede. También existen formas de trabajo autónomo, en especial para el transporte.

Al mismo tiempo, en caso de no alcanzar lo anterior, Amazon traslada el trabajo de recepción y envíos a sus sedes en otras ciudades del país, así como a otros países de Europa (en el caso de Alemania a Polonia, en el caso del estado español a Francia e Italia).

Como último recurso, la empresa recurre a “carneros del siglo XXI”, es decir a reemplazar a trabajadores en huelga por robots. Esto implica una inversión que sólo es rentable en caso de no contar con trabajadores dóciles, baratos y productivos.

Los y las trabajadoras por su parte, vienen construyendo organización de base unitaria. Allí confluye la acción de sindicatos tradicionales como las comisiones obreras (CCOO) y la UGT, con sindicatos democráticos y de acción directa como la CGT “española” (o el sindicato Ver.di en Alemania y los CoBas en Italia).

Sabiendo que trabajadores temporarios y autónomos se verían inclinados a no adherir a la huelga, se hizo un duro proceso previo en la fábrica y luego piquetes de convencimiento para impedir que siguieran trabajando. La policía acosó los piquetes desde el principio y en ocasiones los reprimió, pero de todas maneras lograron sostenerse.

Ante la gran capacidad de Amazon para deslocalizar los pedidos, la huelga se planteó durante los días del Prime Day (ofertas similares al conocido Black Friday usado también por Amazon a nivel internacional). Y finalmente se promovió la solidaridad con la huelga española de parte de trabajadores de otros países (lo que se logró con éxito en siete fábricas de Alemania y en Polonia).

En definitiva una lucha abierta en el corazón del sistema y del futuro. ¿Quiénes controlarán la inversión, los procesos de trabajo, la ciencia y la tecnología? Como reseña Josefina Martínez en CTXT sobre esta lucha:

Después de las cargas policiales, los trabajadores se reagruparon en asamblea: “Ahora estamos más unidos que nunca”, aseguraba Luis Miguel Ruiz, delegado por CGT en el comité de empresa. “Que viva la lucha de la clase obrera”, respondían sus compañeros, entre aplausos.

“Los antidisturbios han venido aquí en contra de los trabajadores y a favor del patrón”, afirma el delegado sindical. “Nosotros nos estamos llevando palos al igual que nuestros abuelos, pero estamos aquí de pie. Lo de hoy no me hace echarme atrás, yo me siento orgulloso de lo que han hecho mis compañeros y vamos a seguir adelante.”¿Cómo se derrota a un gigante como Amazon? Christian Krähling, delegado en Amazon Bad Hersfeld por el sindicato Ver.di. piensa que hay que sumar a más compañeros a la huelga y profundizar la coordinación internacional. “Necesitamos una estrategia a lo largo de toda Europa y llegar a acciones sindicales unitarias. Estamos trabajando en esto y hemos hecho progresos en este sentido. Tenemos que ser conscientes de que será una larga batalla” (…) “El mundo se está volviendo más pequeño cada día. El capital cruza fronteras fácilmente. ¡Nosotros también debemos hacerlo! Pero no se trata solo de enviar buenos mensajes a otros huelguistas alrededor del mundo o incluso a coordinar algunas huelgas. Cuando me encuentro con trabajadores de Amazon en Leipzig, Poznan, Madrid o Guangzhou en China, es como encontrarme con mis hermanos y hermanas. Es algo que toca el corazón y te da energía para las luchas cotidianas, porque sabes que otros están luchando las mismas batallas. ¡Es muy inspirador y mantiene la lucha viva!”.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd