El Ejército asesinó al esposo de líder indígena en el Cauca

Efectivos del Ejército de Colombia asesinaron esta mañana a Edwin Legarda, luego de disparar contra la camioneta que conducía en el departamento del Cauca. Legarda es la pareja de la líder del Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), Aida Quilcué
(Agencia Púlsar/Minga informativa) Colombia - Ayer martes a la madrugada el auto de la Consejera Mayor del CRIC en el que iban su compañero Edwin Legarda con una misión médica, “fue rafagueado por hombres del Ejército Nacional cuando iba pasando por la Finca San Miguel de propiedad del Señor Bolívar Manquillo, en la vereda Gabriel López del municipio de Totoró. En esta finca hay presencia permanente de tropas del ejército Nacional”, según testimonios de testigos.
Edwin fue trasladado de inmediato al Hospital San José de Popayán con un impacto de bala en el tórax y dos más en los miembros inferiores. Las heridas ocasionadas a Edwin Legarda le ocasionaron la muerte.
Legarda, de 28 años y quien recibió tres impactos de bala, murió cuando era intervenido quirúrgicamente, dijeron sus familiares, indicando que "fueron tiros de fusil".
Tanto Quilcué como el CRIC señalaron que el hecho es una represalia contra la organización luego de encabezar la Minga de la Resistencia Indígena en los últimos meses.
Legarda fue interceptado cuando se dirigía a buscar a Quilcué, quien había participado en un encuentro sobre derechos humanos en la Organización de Naciones Unidas en Ginebra.
Organizaciones indígenas realizaron un cerco en la zona de los disparos para impedir el paso de fuerzas del Ejército vinculadas con el asesinato.
El vehículo de la Consejera se encuentra en Totoró y registra 17 impactos de bala en ambos lados y dos impactos en la parte de adelante, lo que refleja la brutalidad de la acción militar.
Aunque el Ejército aseguró que le habían disparado al vehículo 'por error' al no detenerse ante el retén, la versión de la comunidad indígena es que el ataque fue un atentado contra Quilcué, pues ella solía movilizarse en ese vehículo.
El Comandante de la Tercera División del Ejército, Justo Eliseo Peña, reconoció que según informes preliminares, en el sitio de los hechos se encontraban soldados campesinos que dispararon cuando se desobedeció la orden de parar. De todos modos, el General Peña lamenta los hechos y dice que se iniciarán las investigaciones pertinentes, reconociendo que aún si se hubiera desobedecido la orden de detenerse, la reacción de disparar como se hizo no es apropiada ni corresponde con los protocolos y normas.
Minutos antes, cuando su esposo aún era operado, la líder del CRIC aseguró que el atentado era en su contra -si bien no estaba con él- y lo atribuyó al Ejército.
Según Ernesto Perafán, abogado del CRIC, se trata de una represalia contra la minga indígena, pues este hecho se suma a la decisión de dictar orden de captura contra los coordinadotes de la guardia.
"El se dirigía desde el resguardo de Páez a Popayán a recoger a la consejera. El Ejército le disparó desde varios ángulos. Desde ambos lados tiene impactos el carro. No lo auxiliaron, sino que dejaron unas vainillas y cosas en el piso", manifestó Perafán.
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd