Red Eco Alternativo ***

Un pueblo en marcha, una marcha sin precedentes

Ancianos, niños, mujeres, jóvenes, múltiples pueblos del asombroso mosaico de comunidades indígenas de Colombia se unieron el viernes 21 de noviembre en una marcha sin precedentes en la historia de Colombia: la marcha de la minga de la palabra de los pueblos indígenas
(Héctor José Arenas A – Rebelión) Colombia - Nunca antes en Colombia tantos pueblos nativos acompañados de millares de personas que se sienten identificadas con su fuerza interior y su palabra de paz genuina, habían marchado hasta el centro geográfico del poder estatal en para expresar con voz clara su rechazo a las políticas que los despojan, destierran y masacran.
La larga columna de rostros y manos de dignidad esculpidos por la labor y la entereza marcharon acompañados de flautas, tambores, wipalas y pancartas para expresar un hecho que la mayor parte de los medios de comunicación se niegan a reconocer y comunicar: la existencia en Colombia de un amplio movimiento social de rechazo al proceso de degradación humana que se ha generado como resultado de la política de seguridad democrática: un conjunto de medidas que han asegurado temporal y precariamente los grandes intereses de las multinacionales y han significado también un proceso de persecución, atentados mortales, amenazas e intimidación de muchos ciudadanos que ejercen el derecho elemental a pensar y diferir de la propaganda oficial.
El 11 de octubre de 2008 se inicio en el Cauca, en el sur occidente de Colombia, se inició la Minga de la Resistencia Indígena y popular, una acción de los pueblos nativos dirigida a comunicar su rechazo a las políticas estatales con las que se les ha agredido, desterrado, transculturizado y exterminado; políticas que no solo han atentado contra los pueblos indígenas, sino contra los campesinos, comunidades afrocolombianas, trabajadores urbanos, estudiantes, movimiento de memoria y organizaciones de mujeres. Después de varias décadas de poder implacable del narcotráfico sobre el tejido social, y de casi ocho años de un proceso en el que poderosos capitales externos e internos han sido los determinantes en la adopción de las diferentes políticas: desde la ausencia de justicia a los usos de la tierra para agro combustibles, la militarización de centenares de miles de jóvenes y la reducción de la mayor parte de la comunicación pública a la propaganda y la publicidad, el resultado es una colosal crisis social y humana imposible de contener con más desangre y represión.
El domingo dos de noviembre, en el territorio de La María, Piendamo, se produjo un encuentro entre algunos de los responsables de la movilización con el Presidente Álvaro Uribe. Esta reunión tuvo una radical importancia por la claridad con la que públicamente se contrastaron dos cosmovisiones: una individualista que todo lo contempla como mercancía, usurpable y otra, comunitaria, que comprende a la tierra como madre viva. El valor de esta reunión se apreciará con el tiempo en esta fase en la que los días parecen siglo por la continuidad de los drásticos cambios con los que discurren.
La marcha de este viernes 21 de noviembre vino desde la Universidad Nacional a donde llegaron el jueves caminando desde Soacha más de ocho mil integrantes de pueblos nativos acompañados física y espiritualmente por centenares de miles de seres humanos que en Colombia y en otros lugares del mundo reconocen y admiran la dignidad y el valor de la Minga de Resistencia Indígena y Popular.
En el contexto político del Sur de América hay una nueva relación de fuerzas: desde Bolivia, gobernada por Evo Morales, pasando por la Confederación Indígena del Ecuador, y los reconocimientos a los derechos de los pueblos aboriginarios en Venezuela, hasta llegar al movimiento zapatista en México el empuje de los pueblos nativos no puede dejar de ser tenido en cuenta. También en los EEUU y en Canadá, la raíz nativa que se creyó exterminada, vuelve a emerger en medio de una atmósfera cultural global que comienza a comprender la dimensión de los destrozos causados a culturas cuya sabiduría ha estado inextricablemente unida a una manera de habitar la tierra que parte de un cuidado amoroso de la misma, y a un conocimiento milenario de los poderes de las plantas sagradas.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!