Red Eco Alternativo ***

Colombia: sicarios y espías ‘protegen’ a personas amenazadas

Las directivas de la Unidad Nacional de Protección (UNP), entidad encargada de salvaguardar la vida de las personas amenazadas en Colombia, mantienen en reserva la captura de un presunto sicario y secuestrador infiltrado como escolta en el esquema de seguridad del periodista que lo investigaba desde 2016.

Esta persona también tuvo a su cargo la ‘protección’ de funcionarios públicos, congresistas, un reclamante de tierras y un sindicalista, entre otros ciudadanos en situación de riesgo.

El hecho, que prende las alarmas en momentos en que arrecian los ataques contra líderes sociales en el país, ha permanecido oculto pese a las posibles repercusiones en la seguridad de quienes fueron infiltrados por una temida banda sicarial de Medellín, y se suma a graves irregularidades documentadas por el Equipo Nizkor que involucran a escoltas al servicio de la UNP en acoso y violación sexual, tráfico de drogas y vigilancia contra los ‘protegidos’. Asimismo, vinculan a dicha entidad en acciones de control que rayan en el espionaje y recuerdan las prácticas del extinto Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), organismo del que heredó las funciones de protección.

El pasado 20 de junio, durante un operativo de los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (Gaula) en varias ciudades colombianas, fueron detenidos nueve policías –cinco activos y cuatro retirados– sindicados de conformar la banda ‘Los Magníficos’, un peligroso grupo de secuestradores y sicarios que operaba en Antioquia. Entre ellos se encontraba Jefferson de Jesús Sangregorio Esquea, alias ‘Mi Sangre’ o ‘Sangre’, escolta de la Unión Temporal Seguridad Integral 2016, empresa contratista de la UNP para cuatro zonas de Colombia y encargada de los esquemas de miles de ciudadanos amenazados en el país.

El último de los ‘protegidos’ por el supuesto sicario fue el periodista e investigador social Luis Fernando Quijano Moreno, director de la agencia de prensa Análisis Urbano y presidente de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades), quien desde septiembre de 2016 había denunciado la existencia de ‘Los Magníficos’ y mencionado directamente a ‘Mi Sangre’ como uno de los responsables del secuestro, en marzo de 2015, del ingeniero Alejandro Ramírez Acosta, cuyo cadáver fue encontrado 20 meses más tarde, en noviembre de 2016.

Fuente: Claudia Julieta Duque – El Turbión

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd