Red Eco Alternativo ***

Despidos de trabajadores en todo Chile: la amenaza por unirse a las movilizaciones ciudadanas

Desde la CUT respondieron a las intimidaciones realizadas por empresarios de todo el país, que ya son una realidad. En Quellón, la industria salmonera ya ha desvinculado a más de 500 mujeres y hombres que se desempeñan en diversas plantas locales.

(Rodrigo Fuentes - Radio UChile) Chile - La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) advirtió sobre la oleada de amenazas por despidos e irregularidades contractuales contra trabajadores y trabajadoras que han adherido de una u otra forma a las movilizaciones ciudadanas producto de la crisis social que atraviesa el país.

Desde la multisindical aseguraron que han recibido denuncias por desvinculaciones, y además descuentos salariales arbitrarios, debido principalmente a la imposibilidad de que las personas puedan llegar a su lugar de labores producto de las deficiencias en el transporte público o por derechamente haberse unido a los diversos actos de protesta.

La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, destacó que las grandes empresas han sido las principales acusadas, a diferencia de las pequeñas, quienes han reforzado lazos con su personal, para sacar adelante el negocio después de varios días de inacción.

“Estas políticas de menoscabo producto del traslado de locales, descuentos para aquellos que no pueden cumplir con los horarios, esas políticas las hemos visto por parte de los grandes empresarios, mucho más que los pequeños. Por eso nos parece a nosotros que aquí es clave, no solo como se vuelven a levantar los negocios, sino que eso vaya de la mano de una estrategia para proteger el empleo, que de alguna manera asegure que ningún trabajador y trabajadora sea afectado por decisiones ejecutivas”, afirmó.

El sector comercial es uno de los rubros más afectados por las manifestaciones ciudadana.

Al respecto, el encargado del Consejo Ramal del Comercio de la CUT, Juan Moreno, indicó que, no tienen un catastro exacto de las personas afectadas, por lo que próximamente se reunirán con los representantes de la Cámara Nacional de Comercio, para aclarar el problema y establecer soluciones.

La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) advirtió sobre la oleada de amenazas por despidos e irregularidades contractuales contra trabajadores y trabajadoras que han adherido de una u otra forma a las movilizaciones ciudadanas producto de la crisis social que atraviesa el país.

Desde la multisindical aseguraron que han recibido denuncias por desvinculaciones, y además descuentos salariales arbitrarios, debido principalmente a la imposibilidad de que las personas puedan llegar a su lugar de labores producto de las deficiencias en el transporte público o por derechamente haberse unido a los diversos actos de protesta.

Lo que ocurre en Quellón, región de los Lagos, es claro ejemplo de lo que pasa en el sector privado, debido a que los trabajadores y trabajadoras de la industria del salmón han participado en las manifestaciones y cortes en la ruta que conecta a la sureña localidad en la isla de Chiloé.

Las empresas del rubro confirmaron la desvinculación de al menos 500 personas, no descartando que la lista de desligados vaya en aumento en los próximos días.

La vocera de la Coordinadora Social de Quellón, Marcela Garrido, indicó que estas prácticas acrecientan a un más el clima de tensión entre las compañías que operan en la zona y los habitantes que aún mantienen movilizaciones en el archipiélago.

“Es una represión que se hace a través de los dirigentes sindicales que son pro industria salmonera, en ese sentido también escuchamos la solicitud de Salmón Chile y se levantó un petitorio que tiene que ver con -principalmente- asegurar que las y los trabajadores despedidos puedan ser reincorporados. Además de otras medidas que son más estructurales que tienen que ver con poner fin a la mala utilización de los contratos por faena, que genera una inestabilidad en las familias y en toda la industria en realidad”, argumentó.

Hay que recordar, además, de los trabajadores de la industria del salmón, están también movilizados los pescadores artesanales de Quellón, quienes, en medio del descontento social, han sumado demandas particulares como las zonas contiguas, la eliminación de posicionador satelital en la Ley Bentónica y la apertura del registro pesquero.

Desde la industria, en tanto, han manifestado a través de comunicados, la posibilidad de dialogar y encontrar soluciones a las demandas de las personas que se desempeñan en sus centros de cultivo y plantas procesadoras.

Incluso Salmón Chile ha advertido que la paralización de labores puede generar un daño ambiental inminente, debido a que hay 800 mil peces esperando ser procesados y otras 320 toneladas de productos están en paso de descomposición.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd