"En Brasil, 50 empresas controlan el precio de los alimentos"

"Las grandes empresas no quieren producir alimentos, quieren producir beneficios. Apenas 50 empresas, de ellas 30 transnacionales, controlan toda la producción agrícola de Brasil".

(MST) Brasil - La afirmación es de José Batista de Oliveira, integrante de la coordinación del Movimiento de los Trabajadores Rurales sin Tierra (MST).
De acuerdo con Oliveira, el problema de los precios de los alimentos, en alza en el mundo entero, está ligado a la especulación y el uso de parte de la tierra para producir etanol. El movimiento critica también el modelo agroexportador implantado en Brasil por los últimos gobiernos.
¿El precio de los alimentos está subiendo sólo por el aumento de la demanda?
No tiene nada que ver con la demanda. El precio de los alimentos está subiendo a causa del aumento de la tasa de beneficio media en la venta de productos específicos valorados en el mercado internacional, como el etanol. Por eso Fidel Castro denunció, con razón, que el estímulo de la producción de etanol en el Tercer Mundo aumentaría el precio de los alimentos, no sólo por la disminución de área plantada o por la concurrencia. ¿Las multinacionales pueden estar especulando con el precio de los alimentos o usando el argumento de la inflación con otros objetivos?
Las empresas transnacionales controlan toda la producción de las principales materias primas y controlan el comercio mundial. En cada ramo tenemos, como máximo, diez empresas que controlan la producción, el procesamiento y el comercio. Por lo tanto, hoy el precio de cada mercancía internacionalizada es objeto de especulación. Además no hay una relación directa del precio con el coste de producción, que es sólo una referencia. La mayor manipulación de esas empresas sobre la producción nacional y el comercio internacional es un instrumento para aumentar beneficios. La influencia de ese sector sobre la política económica del gobierno Lula se ejerce a través del Banco Central, que fija los tipos de interés y cambio.
¿Qué empresas controlan el comercio de las materias primas alimentarias?
El precio y el comercio de soja y de las materias primas agrícolas en general son manipulados por conglomerados extranjeros, como la estadounidense Cargill, la holandesa Bunge, la estadounidense-canadiense ADM, la suiza Syngenta, la estadounidense Monsanto y la francesa Dryfuss. En el sector de lácteos el mercado está manipulado por sólo tres: la suiza Nestlé, la italiana Parmalat y la francesa Danone. En el sector de venenos y medicamentos también son pocas empresas, como la alemana Bayer, la suiza Syngenta, la alemana Basf y la suiza Novartis. ¿Cuál es la relación de estas empresas con el comercio de alimentos genéticamente modificados (AGM), conocidos como transgénicos?
Esas empresas quieren imponer los transgénicos porque así se hacen con el control absoluto de los agricultores y de la tasa de beneficio del comercio internacional. Imagine que esas empresas tienen la insolencia de imponer semillas transgénicas modificadas genéticamente para que el agricultor les compre un producto agrotóxico. Y, además de eso, cobran royalties a los agricultores sólo por usar sus semillas, que registran como propiedad privada intelectual.
¿Hasta qué punto se puede aumentar la producción convencional para hacer frente a la demanda creciente de alimentos en el mundo?
Las grandes empresas no quieren producir alimentos, quieren producir beneficio. Cerca de 50 empresas controlan casi todo el comercio agrícola nacional, 30 transnacionales y 20 brasileñas. No tienen como objetivo alimentar el mundo, sino producir materias primas valorizadas en el mercado internacional.
¿Brasil obtiene beneficios con el agronegocio?
El agronegocio es la asociación entre el latifundio, las empresas transnacionales de agricultura y el mercado financiero, que subordina el uso de las tierras y los recursos naturales brasileños a las necesidades de las grandes empresas y la especulación.

 

DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd