Red Eco Alternativo ***

Añez no puede controlar el dengue y ahora llegó el coronavirus

Hay emergencia sanitaria en Bolivia. Este martes un médico del hospital el Bajío, en Santa Cruz, rompió en llanto al denunciar la falta de capacitación y condiciones para atender a los pacientes sospechosos de coronavirus. Red Eco Alternativo

(Noelia Carrazana-Red Eco) Bolivia - "Lamentablemente no hay condiciones; somos personal de salud que no tenemos capacitación por parte de las autoridades de salud", el medico denunció que él mismo llamo a un número del gobierno para que les enviaran infectólogos para capacitarlos y nadie atiende ese teléfono que se entregó desde las autoridades nacionales del gobierno de facto.

El gobierno de Jeanine Añez y sus ministros, en estos cuatro meses, solo demostraron su incapacidad al momento de resolver situaciones de crisis económicas o sanitarias. El dengue puede ser paliado si se da una campaña de fumigación y de acompañamiento a la población, pero en Bolivia escaló, este verano, a niveles muy elevados.

La responsable nacional del programa Dengue, Carla Romero, informó que, en lo que va de este año, se confirmaron 9.353 casos de dengue y que cinco personas fallecieron por afección, según el balance provisional entregado por el Ministerio de Salud sobre el "alarmante" brote surgido este año.

Esta ineficiencia y poca importancia que el gobierno de Añez le da a la salud de los ciudadanos también se vio en el momento en que el gobierno rompió relaciones con Cuba, situación diplomática que concluyó de muy mala forma en el mes de enero luego de que, anteriormente, ya se había expulsado de Bolivia a los 725 médicos cubanos que estaban llevando a cabo tareas con la población de bajos recursos. Muchas de estas postas sanitarias quedaron sin reemplazo, por lo cual los habitantes hoy no cuentan con un profesional de la salud que los pueda atender.

¿Bolivia está preparada para sobrellevar el coronavirus?

Desde que se sabe la noticia de la pandemia en China el Gobierno de facto no tomó medidas rápidas de asesoramiento para los médicos, no compró insumos, no generó campañas de publicidad para concientizar a la población; simplemente se dedicó a seguir haciendo vida de campaña política de cara a las próximas elecciones presidenciales.

Isabel Fernández Suarez, actual ministra de comunicación, hasta el día de hoy, no se da por enterada de que tendría que ser la cartera que se encarga de generar líneas de trabajo respecto de la comunicación ante una pandemia que puede abatir al ya golpeado pueblo boliviano.

Ayer martes, el Ministro de Salud, Aníbal Cruz, confirmó que existen 12 casos de COVID-19, cuatro de ellos importados y siete por transmisión local.

Existen muchas quejas de los ciudadanos por las medidas tomadas a destiempo y sin tener en cuenta la vida “de la economía callejera y de mercados” de la sociedad boliviana. En este caso, se indicó que el horario administrativo de trabajo sería de 8 a 15 hs., momento en el que se dieron grandes aglomeraciones de personas que se disponían a realizar sus compras de alimentos en mercados callejeros.

Otra crítica es que ninguna de las medidas que se toman por el coronavirus o el dengue tienen en cuenta al sector campesino que, además de encontrarse alejado de los centros médicos urbanos, vienen muy golpeados económicamente ya que durante estos meses, no se entregaron las ayudas económicas que implementó el expresidente Evo Morales, como los Bonos Juancito Pinto para los niños en edad escolar o Juana Azurduy para las mujeres embarazadas.

Bolivia es un país que tiene muchísimo empleo informal; entonces, al parar el país, se para a todos esos hombres y mujeres que, día a día, activan la economía. Esto significa dejarlos abandonados. Hoy la gente se pregunta cómo va a pagar sus impuestos o a comer, ya que estos empleos informales generan dinero del día. La vida de los bolivianos desde que irrumpió el nuevo gobierno viene en detrimento de su economía, debido a que se dejó de controlar a las empresas de servicios básicos, por lo cual muchas aumentaron las cuotas.

Si estuviéramos en la Bolivia de Evo Morales, la medicina cubana, con su demostrado medicamento interferón ALFA 2B estarían ya en acción. Por tal motivo, el presidente de la Cámara de Diputados de Bolivia, Sergio Choque, quien pertenece al partido del Movimiento al Socialismo (MAS), le pidió este lunes al Gobierno de facto buscar acercamientos con Cuba y con China y aprender de sus experiencias para combatir el coronavirus.

"Son dos países que han logrado contrarrestar el coronavirus. China va a anunciar que ya no tienen esta epidemia y que la experiencia que han logrado en estos días es fundamental para nosotros", sostuvo Choque, citado en un comunicado de la Cámara baja boliviana.

La gestión del MAS con el gobierno cubano dio resultado positivo.Ayer por la red social del pajarito, Luis Arce Catacora, candidato a la presidencia, indicó que “nos contactamos con el gobierno de Cuba y existe absoluta predisposición para cooperar con el antiviral para tratar el coronavirus así como con personal médico. Solicitamos a la Sra .Jeanine Añez realizar las gestiones necesarias en beneficio del pueblo boliviano”.

Quedará en la conciencia de las autoridades de facto rever su posición de distanciamiento con Cuba, dar un paso atrás y recibir la colaboración de los médicos cubanos reconocidos en el mundo entero o quedará en la historia como la presidenta que más vidas de ciudadanos bolivianos se llevó por sus intereses personales y alineación política con los Estados Unidos.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!