Bolivia: vecinos en alerta

Preocupación de la comunidad internacional ante el incremento de fuerzas policiales y parapoliciales en las afueras de la Embajada/Residencia de Méxcio en La Paz, donde hay 9 bolivianos reciben asilo político.


Por Clarita Velazco desde Bolivia

Se advierte un incremento de efectivos policiales en todo el perímetro. Se agregó un nuevo anillo de seguridad que llega hasta la cima de las montañas que rodean la residencia. Se instaló una carpa en la falda de la montaña y se observa más personal de inteligencia que no disimula su tarea policial. Mas drones con mayor frecuencia de vuelos sobre el área.

Los civiles que se encuentran en el retén policial son mayoritariamente funcionarios públicos, y algunos vecinos convencidos. En la distribución del control territorial, los policías de base ocupan los lugares de mayor exigencia física y de rápido agotamiento, mientras que los oficiales ocupan los más cómodos y sin exposición ni exigencia física.


Se ha densificado la presencia policial pero, además, se ha paramilitarizado la zona, convirtiendo a los vecinos en soplones. El uso de tecnología de información es cada vez mayor.


Después de que la Resistencia Cochala lograra imponerse como fuerza de choque paralela a la policía, ahora el ministerio de Gobierno fomenta el modelo paramilitar en la zona sur de La Paz. Los controles de vehículos o el registro de personas los realiza personal civil acompañado de policías. Estos han declinado su competencia a los civiles en clara violación del orden constitucional.

DMC Firewall is a Joomla Security extension!