Imputan por delito de sedición a corresponsal de La izquierda Diario en Bolivia

Se conoció un nuevo capítulo de la persecución a la prensa que se lleva adelante desde el reciente gobierno de facto impuesto en Bolivia, encabezado por la autoproclamada presidenta Jeanine Áñez. Un periodista de La Izquierda Diario fue detenido junto a otro activista. Luego fueron liberados pero están acusados de sedición.

Los jóvenes activistas Carlos Cornejo y Leonel Jurado fueron liberados este martes, luego que el lunes fueran detenidos cuando pegaban en la Ceja de El Alto afiches para apoyar a las víctimas de los hechos de violencia en Senkata, donde perdieron la vida 10 personas por herida de bala tras la renuncia de Evo Morales.

“No hicimos nada y sin embargo nos imputaron (…) Es un arresto ilegal, somos presos políticos”, dijo Cornejo la mañana de este martes a la salida de la Fiscalía de la ciudad de El Alto.

Recordó que fueron detenidos tras una acción directa de la Policía y denunció que sus teléfonos celulares fueron incautados sin presencia de abogados, en lo que calificó de un claro «acto de persecución política”.

Contó que el fin de semana organizaron un evento en solidaridad con las víctimas de Senkata y que ahora se alistaban para uno similar en la Universidad Pública de El Alto (UPEA) para el jueves, por lo que lo único que portaban al momento de ser detenidos era pintura, papel y otro material para hacer carteles.

Cornejo, corresponsal de La Izquierda Diario de Argentina y Brasil, y Jurado, artista, fueron aprehendidos por efectivos policiales en inmediaciones de la Ceja de El Alto en la tarde del lunes, junto a Andrea Mamani, quien más tarde fue liberada.

A los dos aprehendidos se los acusó de sedición. «Teníamos un nuevo acto el jueves en la UPEA y solo nos reunimos para hacer publicaciones, teníamos pinturas y lo único que queríamos hacer es publicidad para el jueves, es un arresto ilegal, lo denunciamos con una persecución política», dijo Cornejo la noche del lunes.
 
Al menos 10 personas perdieron la vida en Senkata entre el 20 y 24 de noviembre, luego de un operativo policial-militar para retirar de una zona bloqueada un convoy de cisternas hacia la ciudad de La Paz para abastecer de gasolina y gas licuado.Los pobladores de varias zonas de El Alto se movilizaron en apoyo a Morales y en rechazo al gobierno de Jeanine Áñez.

Estas detenciones, sumadas a muchas otras y a periodistas extraditadxs, suceden en el marco de las declaraciones el pasado 14 de noviembre, de la ministra de comunicación del gobierno de facto, Roxana Lizárraga, donde amenazó a la prensa hablando de “pseudo periodistas” indicando que “Periodistas que son en algunos casos bolivianos y en otros extranjeros tienen que responder a la Ley boliviana. Son periodistas o pseudo-periodistas que estén haciendo sedición”.

Fuente: EjuTV

Our website is protected by DMC Firewall!