Red Eco Alternativo ***

“En Bolivia hay Terrorismo de Estado”

Lo confirmó el político y jurista argentino Luis Arias en diálogo con Red Eco. Arias integró la Delegación Argentina en Solidaridad con el Pueblo Boliviano que viajó a ese país para registrar las denuncias de violaciones a los derechos humanos cometidas en este último mes. Red Eco Alternativo.

(Noelia Carrazana – Red Eco) - Luis Federico Arias es un político y jurista argentino, que durante 15 años ejerció la función de juez en lo Contencioso Administrativo del Departamento Judicial La Plata. Sus sentencias siempre se han caracterizado por el reconocimiento de los derechos vinculados a grupos vulnerables y minorías sociales, siendo objeto de diversas distinciones y trabajos académicos en Argentina y en el exterior.

Arias tuvo un rol fundamental durante la inundación en la ciudad de La Plata el 2 de abril de 2013, cuando en una investigación develó la cifra real de muertos a causa de esa tragedia: de los 51 oficiales a los 89 finales, lo que le generó un enfrentamiento público y mediático con el poder político de turno. En agosto de 2018 fue destituido por un Jurado de Enjuiciamiento integrado por legisladores y abogados ligados al gobierno de Cambiemos. De modo subrepticio el Jury fue una manera de adoctrinar a los jueces rebeldes que, entre muchas otras cuestiones, con sus fallos buscaban frenar el tarifazo de los servicios públicos.
A pesar de esta experiencia, Arias sigue trabajando en situaciones donde los derechos de las personas más vulnerables son violados, como es el caso del reciente golpe de Estado ocurrido en Bolivia.

Arias viajó como integrante de la Delegación Argentina en Solidaridad con el Pueblo Boliviano que llegó el jueves 28 de noviembre a la ciudad de La Paz para registrar las denuncias de violaciones a los derechos humanos cometidas en este último mes. La delegación -compuesta por un equipo multidisciplinario de 40 personas entre los que se encuentran destacados profesionales y dirigentes de movimientos sociales- realizó centenares de entrevistas a víctimas de violaciones a los derechos humanos que denunciaron desapariciones de personas, asesinatos, violaciones a niñas y mujeres, torturas, y una represión indiscriminada, entre otras atrocidades.
Este trabajo arrojó datos y testimonios concretos y desgarradores sobre los delitos de lesa humanidad perpetuados por la dictadura de Jeanine Añez en complicidad con las Fuerzas Armadas, la policía y grupos de choque fascistas liderados por Luis Fernando Camacho. Dentro de estos crímenes los sectores más afectados son los niños, niñas, jóvenes y las mujeres, que son el blanco directo de todo tipo de agresiones sexuales y violaciones.
A su vez, cabe destacar el hostigamiento, la persecución y el acoso que sufrieron las y los integrantes de la Delegación, por parte de funcionarios del gobierno de facto, como así también de grupos de derecha que se movían con total impunidad.

Red Eco: ¿Cuál es su percepción de la situación política actual de Bolivia?
Luis Arias: En Bolivia hay Terrorismo de Estado porque hay acciones del Estado-Gobierno tendientes a cambiar su voluntad política, para que todos los sectores que ellos consideran opositores no puedan ejercer una actividad. Las acciones que ha tomado el Ejército como por ejemplo emprender acciones contra una población civil que solo tiraba piedras y repeler con balas, no gases lacrimógenos o balas de goma, balas de plomo que han perforado cráneos, tórax, miembros superiores e inferiores, y que han dejado a gente herida. También se ha infundido terror porque los profesionales que han atendido a heridos han sido despedidos de sus trabajos, entonces hoy varios profesionales no quieren atender a los heridos, no les dan las prótesis y los implementos quirúrgicos que necesitan para curarse.
Lo mismo ocurre en el servicio jurídico del Estado, las defensas no quieren asumir la defensa de estos afectados y no hay abogados privados que quieran asumir esta responsabilidad, y si existen piden sumas siderales de 30.000 dólares, que los afectados no pueden pagar.

El Estado infunde terror a través de las fuerzas de seguridad, a través de la pérdida de trabajo de la gente que ayuda a los afectados o también a los medios de comunicación alternativos. Existen radios quemadas, han sido atacados periodistas, por lo tanto han monopolizado la comunicación. También a los dirigentes sindicales y sociales les han quemado sus casas o agredido a sus familiares, obligándolos de esa forma a renunciar, por eso hay un estado de terror del cual es protagonista el Estado.

Red Eco: El día del golpe vimos la renuncia en cadena de las principales autoridades políticas de Bolivia, ¿pudieron recabar testimonios de porqué se dio esta situación?
Luis Arias: Hemos tomado contacto con varios funcionarios que han sido obligados a renunciar, tenemos imágenes fotográficas de incendios a domicilios e instituciones.
Desde las dictaduras de los 70 que no vemos estas situaciones, pero además nunca habíamos visto persecución de familiares. En aquellos años se secuestraban y mataban a militantes, existía apropiación de hijos, pero situaciones de amenazas directas a través de ataques a sus familiares o domicilios nunca habíamos visto.

Red Eco: ¿Cómo fue el recibimiento de los sobrevivientes a la masacre de Senkata?
Luis Arias: Había muchas ganas de contar, de que alguien los escuchara, pero mucha gente no fue porque existe mucho temor. El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, nos amenazó con que nos estaban siguiendo y que éramos terroristas, y ese también es el terror que el Estado infunde a la población.

Red Eco: Nos comentaba que usted ya viajó anteriormente a Bolivia, ¿qué opinión le merecen las situaciones de racismo que se está viendo en la actualidad?
Luis Arias: He ido en otras ocasiones de paseo, siempre he notado que es una sociedad disgregada, el hecho de ser plurinacional genera tensión entre los habitantes del llano con la cordillera, pero creo que Evo Morales supo equilibrar muy bien esas tensiones. Hoy observo que el odio racial es enorme, el gobierno fomenta el odio racial y la división entre los bolivianos, y mientras los bolivianos se pelean el imperio hace su negocio, creo que esta es la finalidad: mantener distraída a la población peleándose y acusándose entre sí y mantener invisibilizada la apropiación de los recursos naturales que seguramente van a perpetrar con este gobierno y eventualmente con un gobierno que legitime estas acciones.

Red Eco: Como parte de la Delegación Argentina en Solidaridad con el Pueblo Boliviano y como jurista ¿qué delitos por parte del Estado pudieron constatar?
Luis Arias: Nosotros observamos delitos de lesa humanidad, esto de disparar a la población civil en Senkata y en Cochabamba es uno de ellos, por eso nosotros no descartamos acudir a instancias internacionales e incluso abrir un proceso en Argentina contra los responsables de estas Masacres. Creo que ese tipo de situaciones no deben pasar desapercibidas en ningún lado, hemos tenido testimonios horrorosos.
También observamos que existe una estigmatización de los pueblos indígenas, se los intenta presentar como sediciosos, terroristas, y se los coloca en una situación de responsables al abrir una caja de pandora permitiendo que los grupos de choque de la ultra derecha racista, fascista queden habilitados para atacar a la población, son fuerzas paralelas al gobierno que actúan en contra de la población indígena que se sienten propietarios de la cosa pública.

Red Eco: En uno de los últimos comunicados oficiales de las Fuerzas Armadas se indica que los proyectiles no fueron disparados por las Fuerzas Armadas. ¿Qué opinión le merece esta afirmación?
Luis Arias: Es parte de la campaña que está haciendo el gobierno, saben que pueden ser sometidos a una responsabilidad internacional y tratan de desligarse de esas culpas, están preparando el terreno para la impunidad.

Red Eco: ¿Cuáles serán los pasos a seguir luego de la recolección de testimonios en Bolivia?
Luis Arias: En quince días presentaremos un informe relatando los 120 testimonios, los heridos, los privados de su libertad, los delitos sexuales que relevamos. A partir de allí veremos qué acciones tomar; en primer lugar queremos que en Argentina y América Latina se visibilice esta situación, ya que la población afectada nos pedía que difundamos porque las comisiones internacionales eran su única esperanza. No nos vamos a quedar con los brazos cruzados, no vamos a permitir más golpes de Estado o al menos vamos a hacer todo lo posible, tenemos todos que hermanarnos y enfrentar estas situaciones.

Red Eco: ¿Ve usted aquí incidencia de Estados Unidos?
Luis Arias: Hoy el Departamento de Estado, la CIA ha comprendido que los ejércitos no son suficientes para provocar golpes de Estado, por eso apela a la justicia, gendarmería, medios de comunicación y al Poder Judicial. Están dispuestos no solo a conquistar la subjetividad de la gente para convertirlos en votantes de la derecha, sino también hacer golpes de Estado cuando sea necesario y matar o masacrar, no les importa la gente, les importa nuestros recursos. Generan en el mundo una conciencia que hay sobrepoblación, que hay gente de más y que en consecuencia a las poblaciones no les interesa si muere gente, y nosotros los latinoamericanos tenemos que estar más unidos para desde cualquier lugar salir a defender a nuestros pueblos cuando están en peligro.

Red Eco: ¿Cree que la rápida intervención de organismos de derechos humanos en Bolivia puede evitar más golpes de Estado o situaciones de violencia en Latinoamérica?
Luis Arias: No creo que se puedan evitar porque están dispuestos a todo, pero sí tratar de que se visibilice, tratar de que la gente tome conciencia lo que significa la lucha en la que estamos inmersos, y de esa forma evitar que colonicen nuestra subjetividad, que nos hagan pensar que no se puede hacer nada y que hay que aliarse con el enemigo. Estas acciones luego derivan en pobreza, miseria, violencia, nosotros tenemos que luchar por la igualdad de nuestros pueblos, por la justicia y este es el momento que nos toca vivir, estamos convocados por la historia a cambiar esta situación o por lo menos luchar contra eso.

Red Eco: Una de las cuestiones que informó la Delegación es la falta de abogados defensores para las víctimas de las masacres o de otras acusaciones del Estado boliviano ¿Cuál es el peligro de esta situación?
Luis Arias: Hoy en Bolivia para estas personas no existe representación jurídica, el Estado está obligado a otorgar una representación pública, pero vimos que el Ministerio Público no está dispuesto a defender a la gente, entonces el peligro es que se terminen legitimando situaciones de violación al debido proceso, al derecho de defensa, que terminen condenadas varias personas con delitos graves de sedición, de terrorismo, sin defensa alguna, y el régimen necesita mostrar eso, necesita mostrar frente al mundo, ante la comunidad boliviana, que el Ejército ha actuado en legítima defensa porque fue atacado y que hay terroristas y vínculos con la FARC para generar miedo.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!