Red Eco Alternativo ***

¡Prensa vendida!

Genera sorpresa ver cómo en departamentos como Tarija, zona de medialuna vitivinícola, pero también donde se encuentran las mayores reservas de gas y petróleo, existe una paz aparente. Por Red Eco Alternativo.

(Noelia Carrazana – Red Eco) Bolivia - Se encuentran abiertos los mercados, circulan sin problemas los autos, pero la gente de la ciudad está preocupada. Unos quieren paz y no comprenden por qué los indígenas están protestando “si ya se les pidió perdón por la Wiphala”. Dicen que hasta en los colegios tarijeños, luego de la quema del símbolo, han izado este emblema. No llegan a comprender que esos campesinos están luchando en repudio al golpe militar y porque con la Masacre de Sacaba ven diariamente, como ejemplo más vivido, nuevamente vulnerados sus derechos en este nuevo gobierno de facto.

“Pero no hay golpe, y están armados hasta los dientes”, repiten muchas personas de clase media baja; se les puede contrastar con las definiciones de diccionario que dan la razón de que hoy en Bolivia existe un golpe militar, pero no hay forma, no quieren escuchar. Su desprecio al indio que ,quizás, uno de sus pecados fue que no logró generar trabajo para todos los bolivianos, es más fuerte (no sé si algún presidente lo logra). También está tan enquistada su pertenencia de clase, quieren vestir, vivir, mandar como los Camacho, pero lo único que pueden hacer para “pertenecer” es pensar de esa forma racista y radical que se hace incomprensible, ya que todos prácticamente son hijos o nietos de campesinos.

Los medios de comunicación son un gran aliado hoy del golpe de estado. Durante todo el día domingo 10 de noviembre, por ejemplo, el canal de televisión Red Uno pasaba en vivo minuto a minuto todo lo que iba a aconteciendo con música tipo Crónica TV. Al día siguiente ya mechaba noticias y películas y los días subsiguientes estaban ocupados en violar, ultrajar y humillar la intimidad del presidente Evo Morales Ayma, intentando mostrar una cama de jeque árabe, que se vio tan sencilla, dejando en evidencia con este acto mentiroso para quién juegan.

Los días subsiguientes no les quedó otra que mostrar la masacre de Sacaba, Cochabamba, donde ya llevan más de 10 muertos por balas que cayeron desde aviones militares. Fueron a tirar a matar, no les importó mujeres, ancianos o niños. Pero ahí mostraron que “fue un enfrentamiento”, lo que repercutió que algunas personas enojadísimas compartieran el arsenal de los campesinos con fotos de 2014.

Ante el cuestionamiento de si efectivamente fue un enfrentamiento, cuántos soldados mataron los campesinos con ese arsenal... no hay respuesta, pero tampoco hay cuestionamiento por parte de ellos; es una negación a toda prueba que vaya en contra de la historia que quieren creer.

No hay golpe, ni levantamiento popular, tampoco empatía por esa gente que hoy está en la calle dejando su vida por Bolivia, defendiendo los hidrocarburos que están en su propio suelo. Pero quizás haya una esperanza con el sector campesino que hoy llamó a un gran Cabildo.

La creación de Fake News es una constante en la prensa boliviana. “¡Prensa vendida!”, gritan los campesinos y parece que no se equivocan. Ya en 2016 la más fantástica y grandilocuente creación de la prensa fue el hijo de Evo Morales. Un invento al que le dio luz el periodista boliviano Carlos Valverde, y del que se hicieron eco todos los grandes medios que en Bolivia arengaron con este tema y con las pruebas de que Evo Morales es narcotraficante (solo por provenir del Chapare, donde hay plantaciones de hoja de coca) durante todo el proceso pre referéndum revocatorio, en una sociedad aún muy conservadora y donde los valores morales, las apariencias, marcan aun las vidas de sectores amplios de la sociedad boliviana.

Esta Fake News fue un elemento clave para bajar la popularidad del binomio Morales-Linera. No será la única razón por la que ganó el NO en el Referéndum Revocatorio de febrero de 2016 para que no se presenten nuevamente en las siguientes elecciones, pero sí fue un hecho importante, donde la prensa boliviana ya jugaba abiertamente en contra del proceso de cambio. Finalmente el mismo periodista, quien tiene mucha popularidad en Bolivia, confesó que la noticia había sido inventada (1).

El periodismo boliviano en muchos de sus congresos y encuentros tiene como principio la objetividad, pero en estas situaciones olvidan ese principio y se dedican a arengar a la población con consignas que luego los grupos de oposición repiten:
"Hemos expulsado el comunismo"
“¡No queremos el socialismo!”
“Dios volverá al Palacio”
“No queremos ser Venezuela, ni Cuba”
“Iban a venir los ejércitos de Venezuela y Cuba a asesinarnos”
“¡Fuera espías cubanos! (los médicos cubanos)”
“¡Fuera espías venezolanos!”
“¡Fuera las FARC!”

Es tal la radicalización de sectores medios de la población que, aunque nunca podrán pertenecer a las clases oligarcas de las que viene Fernando Camacho, están a la orden de los mensajes que estos personajes dan por redes sociales o medios de comunicación.

La noche anterior a que los periodistas argentinos comenzaran a sufrir ataques violentos, ya en los grupos circulaban fotos de los trabajadores de prensa, donde se incitaba a golpearlos o se los acusaba de mentirosos y de atentar contra la paz del país.

Finalmente estas hordas de clase media obligaron a la prensa a retirarse, al punto que corría riesgo su vida. Esta radicalización de la población va en línea opuesta a la libertad de expresión; ese derecho parece ser solo de la derecha.

A más de una semana de ocurrido el golpe nos podemos seguir informando gracias a que en Bolivia existen las radios comerciales y comunitarias, una de las más conocidas Radio Kausachum Coca (2), pero en las zonas rurales también se escuchan las radios argentinas. Quizás por esto sea que los campesinos tienen impulso de actuar más rápidamente que en las ciudades. Están claramente mejor informados porque tienen mas pluralidad de voces.

La radio como medio de comunicación es masiva en el campo boliviano, al punto que cuando aún no existían las carreteras, los puentes, la infraestructura, que solo Evo Morales hizo en estos inhóspitos lugares, había que ir a la radio de la ciudad y avisar a los familiares que “lleven 2 burros cargueros y vayan a esperar tal día y tal hora”.

Queda para sociólogos, psicólogos y periodistas analizar el rol de los medios bolivianos en este proceso de polarización de la sociedad, donde parece que no se puede empatizar con el otro y no se quiere reconocer al indígena como sujeto político, cuando el mundo está viendo claramente un sujeto que se está plantando ante el ejército vendido al imperio, solo con su cuerpo y sin armas.

Notas:
1: https://www.telesurtv.net/news/Periodista-revela-que-no-existe-supuesto-hijo-oculto-de-Evo-Morales--20160518-0005.html
2- https://www.kawsachuncoca.com/

Imagen de tapa: El gobierno de facto intervino la Editorial del Estado y cambió el nombre del diario oficial

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is a Joomla Security extension!