Red Eco Alternativo ***

Bolivia: un lago y 16 ríos son envenenados por la minería en 7 departamentos

La Paz, Oruro, Potosí, Santa Cruz, Beni, Cochabamba y Pando sufren por este perjuicio. Los fantasmas de la polución minera reaparecieron entre julio y agosto cuando la ruptura del dique de colas de la mina Santiago Apóstol, cerca del Pilcomayo, obligó a 13 ingenios de Canutillos y Colavi a paralizar actividades y provocó la movilización de las autoridades para evaluar el daño ambiental. Aparte, se destapó la ilegalidad imperante por la falta de licencias ambientales en empresas mineras del área.

  (Jorge Hernán Quispe Condori - La Razón) Bolivia - Lo ocurrido es simplemente un lunar de lo que pasa en otras regiones. De acuerdo con un cuestionario respondido por la Dirección General de Medio Ambiente, que depende del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, al menos 16 ríos y un lago de siete departamentos sufren por el derrame de desechos sólidos y líquidos provenientes de la extracción de minerales. Más todavía, un informe del Banco Mundial publicado el año pasado, titulado Gestión ambiental en Bolivia, innovaciones y oportunidades, revela que existen 11 cuencas afectadas por este problema.
bolivia_contaminacionminera.jpgEl estudio también brinda otros datos para que sean apuntados por los ministerios involucrados en el tema. “Alrededor del 63% de la población de una u otra forma consume agua que procede de zonas mineras”, lo que se convierte en un riesgo para la salud, y el “sector de la minería consume 3% del recurso hídrico en Bolivia”.
Al respecto, el país ocupa el puesto 19 en el planeta en cuanto a reservas de agua dulce, léase lagunas, lagos, ríos y arroyos (revisar nota de la página 11), establece la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés).
Para el Gobierno, el daño ambiental de los cuerpos naturales de agua no solo tiene a la minería como culpable, sino a las poluciones domésticas (aguas servidas), industriales y por hidrocarburos (leer nota de las páginas 14 y 15). En cuanto a lo primero, la Dirección General de Medio Ambiente indica que “la región del altiplano presenta probables problemas de contaminación minera, es el caso del río más importante de esta cuenca, el Desaguadero, que des- emboca en el Poopó (Oruro)”.
Diagnóstico que se repite en el principal río de la Cuenca del Plata, el Pilcomayo, que abarca las regiones del altiplano, los valles y el Chaco.
¿Y cuáles son los 17 depósitos hídricos que son asolados por esta polución? En La Paz se encuentran el Suches, el Mapiri, el Tipuani y el Guanay; en Oruro, el lago Poopó y los ríos Huanuni, Choro, Machakamarka y Chuquiña, aunque en este último caso el problema disminuyó, según reportes de la Corporación Minera de Bolivia (Comibol). En Potosí, el Vitichi, el Caiza D y el nacimiento del Pilcomayo; en Santa Cruz, el San Ramón; en Beni, el San Simón y el Madre de Dios; en Pando, el Orthon y en Cochabamba, el río Punata.
Los contaminantes más recurrentes son los metales pesados como el plomo, el cadmio, el zinc, el estaño, el cobre y el arsénico. La entidad gubernamental explica que los impactos de esta labor extractivista sobre las fuentes hídricas naturales son, sobre todo, cuatro: polución de aguas y suelos por efecto de pasivos ambientales; contaminación de aguas por operaciones en actividad; descarga y dispersión de mercurio en explotaciones mineras e inestabilidad de taludes durante la explotación de áridos y yacimientos aluviales.
El documento Gestión ambiental en Bolivia, innovaciones y oportunidades sostiene que los ríos más vulnerables a la polución minera se hallan en 11 cuencas: la del río Tumusla (donde confluyen los ríos Blanco, Cotagaita, Fundación, Limata y Tumusla); la del San Juan del Oro (Tupiza, Tatasi, Sococha y San Juan del Oro); la del Pilcomayo Alto; la del Caine (Caine, Choyanta y Toco Paya); la del Grande (Grande); la del Desaguadero Bajo (Desa- guadero, Santa Fe y Huanuni); la del lago Poopó; la del lago Titicaca; la del río La Paz-Boope, la del Beni y la del Mamoré.
Sin embargo, hay otra víctima que no figura en esta lista: el río Suches. La minería ilegal, artesanal es la que contamina este cuerpo de agua que enlaza a Bolivia y Perú: nace en el país vecino y desemboca en el lago Titicaca. Reportes de la Liga de Defensa del Medio Ambiente (Lidema) apuntan al mercurio empleado por los trabajadores.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd