Red Eco Alternativo ***

Egipto: falsa mejora económica, verdadera represión

Desde hace meses los y las fieles al régimen egipcio y el FMI no dejan de cantar victoria: la situación económica mejora, se anuncian días radiantes.Desde hace meses los y las fieles al régimen egipcio y el FMI no dejan de cantar victoria: la situación económica mejora, se anuncian días radiantes.

(Hoda Ahmed – NPA) Egipto - De hecho, a nivel macroeconómico, el crecimiento del PIB ha aumentado, del 3,5% en 2015-2016 al 4,2% en 2016-2017, con una previsión del 4,8% para 2017-2018. La inflación ha pasado del 35% en julio de 2017 al 12% en junio de 2018. Las reservas en divisas extranjeras, que habían bajado dramáticamente, cubren actualmente 5 meses de importación de bienes y servicios.

Signos inquietantes

El régimen presume de haber permitido una recuperación del turismo por su política de seguridad, pero los ingresos actuales son apenas la mitad de los de 2010.Además, en septiembre de 2017, el Banco Central de Egipto anunció que la deuda externa del país había pasado a 79 mil millones de dólares US, es decir, un incremento del 41% en relación al año precedente.

El endeudamiento público está aumentando, la deuda pública interior alcanza cerca del 200% del PIB y el endeudamiento privado se agrava a causa de una ley de 2014 que autoriza la concesión de microcréditos.

Insostenibles subidas de los precios

Para reducir el déficit presupuestario el gobierno busca ingresos suplementarios aumentando el precio de numerosos servicios. A comienzos de junio, el precio del agua aumentó el 45% y el precio del billete de metro de El Cairo se triplicó y más de un día para otro.

Estallaron disturbios espontáneos con ocupación de calles que fueron reprimidos inmediatamente. En el segundo día de fiesta (fin del Ramadán), le tocó a los carburantes cuyo precio aumentó entre el 35% y el 50%, mientras el de las bombonas de gas lo hacía en un 60%. En julio le tocará a la electricidad (26%), a las cartas grises (alrededor del 90%), a los permisos de conducir (1400%) y a los permisos de residencia de las personas extranjeras, incluyendo a las refugiadas ¡(2400%)!

Un poder impopular

La población está al límite. Cada vez se oye a más gente quejarse de que sencillamente no puede vivir así. El programa Takafol wa karama (solidaridad y dignidad) puesto en pie para compensar la supresión de las subvenciones solo se aplica en 10 de las 27provincias, y se necesitan cerca de 18 meses para inscribirse en él. El poder teme los disturbios, cada vez reprime más. Aunque dice que ataca principalmente a los Hermanos Musulmanes y al Estado Islámico, la mayor parte de las personas detenidas son liberales, laicas y socialistas. Un profesor de la Universidad de Helwan afirma que “el presidente Al-Sissi dirige este país como un militar que exige que todo el mundo marche prietas las filas detrás de él. Cualquier palabra disidente, cualquier oposición se percibe de inmediato como un ataque a la unidad nacional. Su concepción del país es sencilla: quien está conmigo es un amigo, quien está contra mí es un enemigo de Egipto y hay que abatirle. El pueblo está secuestrado y se encuentra acurrucado en su soledad y miedo”.

Occidente y Francia cómplices

En Occidente todas las potencias, que consideran a Egipto como un Estado estable en una región más que inestable, no encuentra nada que decir ante esta política represiva. Francia (sobre España ver nota) aún menos que los demás, puesto que Egipto es su mayor comprador de armas. Ha sido denunciada por Amnistía Internacional que escribe que París proporciona a El Cairo “armas y equipamiento que pueden servir para fines de seguridad interior y de mantenimiento del orden, haciéndose cómplice de la represión feroz puesta en marcha por las autoridades egipcias”.

SUSCRIPCIÓN / para recibir información

Una vez por semana el colectivo elabora un boletín con las noticias más relevantes a nivel nacional e internacional

 
DMC Firewall is developed by Dean Marshall Consultancy Ltd